Los grandes museos

Duración: 3 horas

Tarifas:

De 1 a 3 adultos es 130 €

De 4 a 7 adultos es 150 €

De 8 a 12 adultos es 180 €

Para grupos solicitar tarifa.
Entradas excluídas.

Si tiene sólo dos días para visitar Florencia, este es el tour perfecto para usted. La visita comprende los dos grandes museos de la ciudad: la Galería de la Academia y la Galería Uffizi.

La Galería de la Academia nace como museo de la Academia de Bellas Artes en el siglo XVIII para que sirviera a los jóvenes estudiantes como fuente de inspiración y de aprendizaje. Aquí en pasado estaban algunas de las grandes obras que hoy se pueden admirar en la Galería Uffizi. El museo posee una discreta colección de pinturas entre las que destacan algunos artistas como Botticelli, Perugino, Filippino Lippi, Alessandro Allori, etc. El núcleo más importante del museo está constituido por las obras de Miguel Angel, aquí se puede admirar el ideal de belleza y virtud del Renacimiento: el David. Una escultura realizada en un solo bloque de mármol de Carrara, encargado en principio por la obra de la Catedral. El joven artista empleo 3 años en acabar esta magnífica estatua que por decisión de una comisión de artistas florentinos fue colocada en la plaza de la Signoria para que se convirtiera en el símbolo de la libertad y virtud cívicas. El “Gigante” como se le llamaba estuvo en la plaza hasta el 1873, año en que para protegerlo de la intemperie se trasladó al museo de la Academia. En la gran sala dedicada al maestro se pueden admirar otras obras de su período maduro como los “Esclavos o prisioneros” , la Piedad de Palestrina y un San Mateo.

Galería Uffizi

La galería, símbolo de la cultura florentina desde el Cinquecento hasta hoy, recibe el nombre de Uffizi por el palacio encargado por el gran duque Cosme I a su arquitecto de corte: Giorgio Vasari.

En poco más de veinte años Vasari realiza un imponente edificio, su obra maestra arquitectónica. En el palacio tenían su sede las principales magistraturas u Oficinas del Estado. En 1565 Cosme I confió también a su arquitecto de corte un pasillo, llamado después Vasariano, para unir los Uffizi con el palacio Pitti, su residencia.

Fue el primogénito de Cosme I, Francisco I el que decidió abrir en el último piso del palacio el que se convertiría en el museo más antiguo de Europa. Francisco I reunió toda una colección de obras de arte porque consideraba la colección de arte de los Médicis no como un bien privado sino come un importante elemento de prestigio político a nivel internacional de su estirpe.

Las colecciones mediceas fueron creciendo constantemente por obra de casi todos los miembros de la familia. Después de la muerte del último gran duque mediceo, Juan Gastón, su hermana Ana María Luisa, electriz palatina, consiguió con el famoso “Pacto de familia” del 1737 que los Lorena, sucesores de los Médicis por decisión de las potencias europeas, aceptasen donar a la ciudad de Florencia las riquísimas colecciones de arte que los Médicis habían reunido con pasión durante trescientos años.

La actual Galería es el resultado de escrupulosos y atentos trabajos de restauración y renovación de las salas. El paseo por las más de cuarenta salas del museo nos llevará a conocer los logros del Renacimiento, pudiendo admirar las maravillosas obras de Botticelli, Filippo Lippi, el Beato Angelico, Leonardo da Vinci, Miguel Angel, Rafael, Tiziano...