Florencia Monumental

Duración: 2 horas y media.

Tarifas:

De 1 a 3 adultos es 130 €

De 4 a 7 adultos es 150 €

De 8 a 12 adultos es 180 €

Para grupos solicitar tarifa.
Entradas excluídas.

Visitaremos el centro religioso más importante de Florencia: la Plaza del Duomo, verdadero corazón religioso y cultural de la ciudad. Aquí admiraremos la catedral o Duomo, dedicada a Santa María de la Flor(Santa Maria del Fiore), iniciada a finales del siglo XIII y completamente revestida de mármoles toscanos.

Su interior de una gran austeridad denota quiénes fueron sus patrocinadores: el gremio de la Lana y el gobierno ciudadano. Admiraremos las pinturas al fresco de la cúpula, obra maestra de la arquitectura renacentista del siglo XV.

Al lado de la catedral se levanta esbelto el Campanario llamado de Giotto por ser éste el autor del proyecto, bellísimo con sus más de 80 metros de altura. Enfrente de la catedral se encuentra un edificio de forma singular: el Baptisterio, dedicado al santo patrono de Florencia, San Juan Bautista.

Magnífica construcción, de orígenes muy antiguos y que surge sobre antiguas edificios romanos. Admiraremos las famosas puertas del Paraíso, joya de la escultura renacentista del genial L. Ghiberti.

Continuaremos nuestra visita en la Plaza de la Señoría, simetricamente opuesta al Duomo y centro de la vida política de Florencia. La plaza está dominada por la imponente mole del palacio Viejo o de la Señoría, sede del gobierno medieval y palacio ducal en el Renacimiento. La plaza está embellecida con una galería de esculturas, constituyendo un verdadero museo a cielo abierto donde admiraremos la Fuente del Neptuno, el Perseo con la cabeza de Medusa y el Rapto de las Sabinas entre otras.

Unido al Palacio de la Señoría a través de un pasaje cerrado tenemos la Galería de los Oficios, antigua sede de las magistraturas del gobierno ciudadano y actual museo que conserva las pinturas más significativas del Renacimiento italiano.

Nuestro paseo continuará acercándonos al río Arno y admirando el puente más antiguo de Florencia, Ponte Vecchio osea Puente Viejo. Un puente medieval, caracterizado por las tiendas de joyas que se concentran en él y que lo caracterizan.

Dejando a nuestras espaldas dicho puente iremos a conocer la antigua lonja de cereales,Orsanmichele, ejémplo único en la ciudad de mercado transformado en iglesia, edificio gótico de gran belleza y armonía. Conserva en su interior elementos que recuerdan precisamente su antigua función de mercado así como un bellísimo tabernáculo en mármoles y mosaico dedicado a la Virgen de las Gracias.

Concluiremos la visita en el centro geográfico de la ciudad: la Plaza de la República, antiguo corazón del comercio en la Edad Media, plaza transformada en el siglo XIX, y donde se encuentran los cafés más característicos del centro histórico.